Category

Emprendedores

Category

La libertad financiera o independencia financiera se entiende como la capacidad de una persona de cubrir todas sus necesidades sin que para ello tenga que realizar ningún tipo de actividad.

Va a haber un momento en tu que vas a tener que elegir entre seguridad o libertad. Si eliges seguridad te vas a privar de muchas oportunidades a lo largo de tu vida. Hay quien elige métodos fáciles y rápidos de ganar dinero pero eso nunca te va a llevar a la auténtica libertad financiera. En cambio si eliges libertad sin duda vas a cometer muchos errores, pero no debes renegar de esos errores. El camino hacia el éxito es una suma de errores junto con una gran perseverancia y el hecho de nunca desistir.

Es un concepto relacionado directamente con la libertad de tiempo y no con una cantidad determinada de dinero o riqueza.

1) Obstáculo: Las creencias limitantes

Funcionan a modo de hipotecas mentales pero con el agravante de que una hipoteca en tu banco tiene una fecha de caducidad, 30 ó 40 años en algunos casos. Una hipoteca mental nunca deja de estar ahí a no ser que te trabajes a nivel interior, sanando y limpiando ese bloqueo que permite que la hipoteca mental permanezca anclada. Normalmente son creencias negativas relacionadas con el dinero y basadas en el miedo, ese miedo que impide a la sociedad desarrollarse a nivel individual y colectivo.

2) Obstáculo: Vivir por inercia en la comodidad

Demasiadas personas viven en su zona de confort de forma opuesta a la cultura del esfuerzo. Se basa en la creencia de que “podría ser peor” y se alimenta de un desmedido conformismo. Nuestra economía y nuestra abundancia en todos los aspectos de la vida, no va a mejorar a no ser que mejoremos a nivel personal y esto obviamente implica esfuerzo y decisión dejando a un lado los miedos.

3) Obstáculo: Los malos hábitos financieros

La falta de planificación, carecer de estrategias, gastar más de lo que ganas, no ahorrar y lo que es peor no tener una política de inversiones adecuada. Buscamos la gratificación inmediata, aquí y ahora, sin preocuparnos donde estaremos mañana, y no nos paramos a pensar cuál será nuestra situación dentro de 3 ó 5 años si seguimos haciendo lo mismo que hasta ahora. Es tan “fácil” como cambiar esos hábitos por otros nuevos que nos ayuden a mejorar nuestra situación.

4) Obstáculo: La falta de educación financiera

Todo el mundo maneja dinero cada día pero muy pocos se han formado para hacerlo con soltura y con presteza. ¿Cuántos han sido víctimas de productos financieros que nunca entendieron correctamente y han visto como se esfumaban sus ahorros tras muchos años de trabajo y esfuerzo?. Esto podría evitarse si se incluyesen en los planes de estudio actuales asignaturas con estas materias. En mi caso, con dos titulaciones universitarias, desde luego no ha sido así. Con lo cual en ti está la responsabilidad de educarte día a día y nunca parar de formarte, éste será el camino más corto para alcanzar la ansiada libertad financiera.