Actualidad

Las mejores películas y series con bebés como protagonistas

Pinterest LinkedIn Tumblr

Las series y películas de niños siempre convocan a las audiencias porque son temáticas entretenidas para compartir con toda la familia. Cuando hay un momento en común entre todos los integrantes es importante hacerlo con contenido ameno y divertido.

Y qué mejor que hacerlo con producciones sanas, que permitan a los más chicos disfrutar del evento junto a sus padres, sin tener miedo a alguna situación indeseada.

Es por eso que aquí compartiremos algunos títulos de películas y series, históricas y contemporáneas, para poder pasar una buena tarde con palomitas de maíz.

peliculas-con-bebes

Películas imperdibles

Generalmente, en el rubro de las películas de bebés, son comedias que tratan de dejar alguna enseñanza sobre el cambio rotundo que significa la llegada de un niño dentro de la vida de un adulto.

Adaptarse a un nuevo ritmo, equipar la casa con Cunas para bebés, adaptar dormitorios, la economía general de la familia, en fin, un nuevo estilo de vida.

Padres acelerados por largas jornadas laborales que deben acostumbrarse a dormir poco y hasta en una cama cuna

Mamás corriendo con Coches para bebés para poder llegar a tiempo a la guardería después de atravesar el caos vehicular de la ciudad. 

Hollywood propone con este género, que podríamos llamar paternal, mostrar todas las facetas del significado de ser padres. A continuación, cuatro películas de finales de los 80 y principios de los 90 que no tienen desperdicio.

Cuidado, bebé suelto

Se trata de una comedia norteamericana estrenada en 1994 que se transformó en un verdadero clásico de la década. La trama muestra cómo un grupo de secuestradores roba de una cuna para bebé a un niño que es hijo de una familia adinerada.

El secuestro comienza a complicarse producto de la inteligencia del bebé que exige a sus captores a pasar por situaciones sumamente complicadas y riesgosas, al límite entre la vida y la muerte.

La astucia del niño se convierte en una pesadilla y un problema para la banda de ladrones, mientras sus padres intentan recuperarlo constantemente.

Mira quién habla

Otro de los clásicos del cine que incluye a bebés en su trama es la película de 1989 Mira quién habla, protagonizada por John Travolta y Kristie Alley.

Se trata de una comedia romántica narrada desde la perspectiva de un bebé recién nacido desde su cuna colecho

Su madre (Kristie Alley) es soltera y se enamora de James (Travolta) y el niño es un observador constante del romance naciente desde un coche de bebé. La película tiene un humor ingenioso y divertido que puede ser disfrutado por toda la familia. 

Fue tan exitosa que al año siguiente se estrenó Mira quién habla también y cuatro años más tarde Mira quién habla ahora.

Tres hombres y un bebé

Otra comedia de finales de los años 80, más precisamente de 1987, que narra la historia de tres amigos que conviven en un departamento de Nueva York y que un día reciben una sorpresa inesperada.

En la puerta de su residencia un bebé es abandonado y deciden hacerse cargo de la situación, dejando de lado su estilo de vida despreocupado y tranquilo.

Los tres luchan constantemente con las nuevas responsabilidades hasta que logran adaptarse y comenzar a disfrutar de la paternidad. Pero un día, la irrupción del padre biológico cambia la trama y genera una serie de discrepancias. Sin dudas que se trata de otro clásico digno de ser compartido con todos los integrantes de la casa.

Bebé a bordo

Otro clásico estadounidense de 1990 que narra el viaje de vacaciones de una familia arriba de una casa rodante. 

Al emprender el viaje, la familia se encuentra con la sorpresa de un bebé abandonado en el interior del mortorhome. Deciden cuidarlo y sentir las sensaciones de una nueva paternidad, creando vínculos sólidos con el pequeño.

La sorpresa se da cuando descubren que el niño es el hijo de un importante gángster que hará lo imposible por recuperarlo.

Series para maratonear

Como el género de series es más contemporáneo, a continuación veremos algunos estrenos más cercanos en el tiempo que presentan la trama de niños y la paternidad como experiencia.

Algunas de las series que valen la pena ser vistas y que son aptas para compartir con todos los miembros de la familia.

Baby daddy

Esta serie estadounidense que se estrenó en 2012 y tuvo su última temporada en 2017 narra la experiencia de un joven que recibe en la puerta de su departamento a un bebé que tuvo por sorpresa con su ex novia.

Ben, que protagoniza la serie, debe hacerse cargo de la situación, compartiendo la paternidad con dos amigos y su propia madre sobreprotectora.

Se ponen en juego temas como la lealtad de la amistad para afrontar la situación, los lazos con su madre, el aprendizaje de ser padre y la responsabilidad que ello conlleva. También el amor y el vínculo que se va tejiendo con su hija.

The baby sitters club 

Basada en una novela escrita por Ann Martin, esta serie no se centra en la maternidad sino en la ayuda a la comunidad, el empoderamiento femenino y la importancia de la colaboración.

Se trata de una historia de un grupo de chicas adolescentes que deciden crear un club de niñeras para ayudar a los padres de su ciudad.

Trabajan en forma conjunta cuidando a los niños y desafiando diversas problemáticas que se suceden día a día.

Raising hope

Esta serie norteamericana que se estrenó en el año 2010 y culminó en 2014 cuenta las situaciones con que debe lidiar una familia trabajadora para criar a un bebé inesperado.

La pareja casual integrada por Jimmy y Lucy debe salir de redes sociales como Instagram para adaptarse a una paternidad no deseada, y con ayuda de la familia del joven atraviesan distintas experiencias por momentos desopilantes.

A lo largo de la serie se atraviesan temas como el amor, la responsabilidad, la amistad y la importancia de la familia como apoyo y contención. 

Tiene como virtud el humor inteligente y un enfoque amoroso de los lazos familiares. Es muy recomendada para ver con niños y adolescentes.

Films Perú: Portal online de noticias especializado en marketing, publicidad y tecnología.

Escribir un comentario