Tag

publicidad

Browsing

Diseñar un flyer para promocionar un negocio tiene muchas ventajas, ya sea que lo compartas por medios digitales o lo imprimas y lo repartas entre tus potenciales clientes, el flyer es una herramienta muy poderosa para darte a conocer. Sin embargo, es muy importante que este tenga un buen diseño y un mensaje claro para que resulte positivo para tu marca. Por esta razón, en este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre el diseño de un flyer y su impacto en la publicidad.

Diseño de un flyer

Antes de comenzar a diseñar un flyer, es importante hacerse las siguientes preguntas, de esta manera resultará más fácil definir las ideas y elementos de diseño, con la finalidad de que el mensaje sea claro y fácil de entender por los receptores.

 ¿A quién está dirigido el flyer?

Lo increíble de esta herramienta publicitaria es que puede estar dirigido a todo tipo de público y puede funcionar para negocios de todos los rubros, pero es muy importante conocer muy bien al público objetivo y tenerlo en cuenta en el tono de comunicación y elementos de diseño. Además, conocer al público resulta sumamente útil para elegir con cautela el lugar adecuado para repartir el flyer y el horario más apropiado para llegar a tu público objetivo.

 ¿Cuál es el objetivo del flyer?

Eso lo decides tú. Puedes definir diversos objetivos para los flyers según tu estrategia de marketing. Por ejemplo, pueden estar destinados a promocionar tus productos o servicios, a informar sobre cierta campaña política o a invitar a las personas a un evento. Sea cual sea el objetivo de este, debes asegurarte que el mensaje esté claro para todo el público.

 ¿Qué información debo incluir en un flyer?

Eso depende mucho del objetivo que tengas, pero algo que no puede faltar en el diseño de este, es el nombre de tu negocio u organización y la información de contacto. Recuerda que la persona que tenga este flyer y esté interesado en tu mensaje, querrá buscarte por las redes sociales o contactarte para adquirir más información.

Después de responder estas preguntas, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos para realizar el diseño del flyer:

El diseño se realiza de arriba a abajo

Los receptores suelen leer la información desde la cabecera del papel hasta abajo y de izquierda a derecha, por esta razón, es necesario que la información más relevante esté en la parte superior y que la organización del diseño facilite la lectura del flyer. De esta manera, podrás asegurar que el receptor entienda de qué se trata tu mensaje desde la primera oración.

Utiliza letras grandes para lo más importante

Muchas personas no se toman el tiempo de leer un flyer si es que este no llama su atención. Por esta razón, debes asegurarte de colocar el mensaje principal en letras grandes y con un color que resalte del resto.

Utiliza imágenes de buena calidad

Este detalle no se puede pasar por alto, debes tener mucho cuidado al elegir imágenes de buena calidad para tu diseño, ya que, esto refleja buena calidad a tus clientes. Te recomendamos utilizar fotografías e ilustraciones propias, o descargarlas de alguna plataforma como Adobe Cloud.

No olvides el “Call to action”

Recuérdales a los receptores lo que deben hacer, ya sea llamar, enviar un mensaje, asistir a un lugar; es importante que lo digas de manera concreta. Procura que esté destacado y se pueda entender a simple vista.

Impacto del flyer en la publicidad

El flyer es una herramienta sumamente útil para dar a conocer un negocio en un lugar o zona determinada, es por eso que, tiene un gran impacto en la publicidad de negocios locales o mensajes dirigidos a zonas geográficas en particular. A continuación te mencionaremos algunos beneficios del flyer en la publicidad.

  • Permite compartir información de manera rápida, lo cual ayuda a los lectores a conocer de qué se trata tu mensaje y valorar tu contenido en cuestión de segundos.
  • Son económicas, lo cual permite a los negocios conseguir gran visibilidad por un coste mínimo. Esto se debe al reducido costo de las imprentas por grandes cantidades de hojas.
  • Se considera una herramienta publicitaria rentable, ya que se puede percibir un retorno de inversión muy rápido y eficiente.
  • Permite medir de manera tangible el resultado de tu campaña, ya que, los receptores pueden realizar acciones como comprar, brindarte data, preguntar o visitar un establecimiento de manera inmediata.

Como puedes notar, los flyers son herramientas publicitarias muy útiles y con grandes beneficios para los anunciantes. Recuerda prestar atención al diseño y brindar un mensaje claro para obtener mejores resultados.

La publicidad es la rama de las comunicaciones que se encarga de crear estrategias para dar a conocer productos o servicios de diversas marcas, con la finalidad de generar ventas o crear conciencia sobre algún tema en particular. Dentro de la publicidad, existen diversas características que la diferencian de otras ramas de la comunicación. A continuación, en este artículo te contaremos las 10 características más importantes de la publicidad.

La publicidad puede presentarse por diversos medios de comunicación, tanto medios tradicionales como digitales. Sin importar el medio elegido, la publicidad suele tener como fin principal posicionar una marca en la mente del consumidor. Para lograr esto, cuenta con una serie de características, las cuales son las siguientes.

Responde a una estrategia de marketing

Toda acción publicitaria es parte de un plan de marketing creado minuciosamente con el fin de cumplir los diferentes objetivos de marca. Por lo tanto, se puede decir que la publicidad responde a una estrategia previa y es parte fundamental del camino para cumplir con los objetivos de marketing establecidos.

Tiene objetivos definidos

Ninguna acción publicitaria es realizada sin un fin en particular. Desde dar a conocer un producto, hasta aumentar los seguidores en las redes sociales; las campañas publicitarias siempre se desarrollan con uno o más objetivos establecidos. Estos objetivos se pueden definir en la estrategia de marketing de manera general, sin embargo, existen objetivos específicos para cada acción publicitaria que forma parte de la estrategia.

Es persuasiva

Para lograr sus objetivos, la publicidad hace uso de la persuasión con el fin de convencer a sus consumidores de realizar determinadas acciones con respecto al producto o servicio promocionado. De esta manera, los mensajes publicitarios logran los objetivos planteados.

Se dirige a un público específico

La publicidad enfoca sus esfuerzos a determinado tipo de público según las necesidades de sus clientes, para esto, se segmenta al público objetivo según sus características como edad, nivel socioeconómico, género, ubicación geográfica, etc. Es sumamente importante conocer al público objetivo para poder realizar una campaña publicitaria que logre conectar con su audiencia.

Requiere inversión

Aunque existen muchas formas de realizar publicidad de manera orgánica, es decir, sin un pago de por medio, sin embargo, el desarrollo de una campaña publicitaria requiere de inversión de tiempo y recursos para lograr los mejores resultados. Además, la compra de medios, especialmente en canales tradicionales, suele tener precios muy altos y requerir de una gran inversión económica.

Hacer uso de recursos creativos

Esta es la parte más emocionante y divertida de la publicidad. Es necesario hacer uso de la creatividad para crear mensajes novedosos que llamen la atención del público y se diferencien de otras campañas desarrolladas por la competencia. Se utilizan formatos y recursos innovadores para causar el efecto sorpresa y cautivar a la audiencia con el mensaje publicitario.

Usa la repetición

Con la finalidad de generar un recuerdo de la marca en la mente del público objetivo, se busca que el mensaje publicitario sea expuesto una gran cantidad de veces a la audiencia. Ya sea utilizando el mismo formato o haciendo usos de diversos canales, el público objetivo debe estar expuesto a suficientes impactos para que logren recordar el mensaje que la marca les quiere dar.

Ofrece mensajes personalizados

Gracias a la tecnología, es posible realizar mensajes personalizados para cada tipo de público, según sus necesidades y características en particular. Estos contenidos personalizados suelen enviarse por medio de emails, publicidad en redes sociales, mensajes de texto o anuncios personalizados en la web. La ventaja de esto, es que genera a los usuarios una sensación de cercanía  y se sienten relevantes, sin embargo, también puede generar efectos negativos como sensación de invasión a la privacidad.

La publicidad debe ser ética

La publicidad puede ser una herramienta muy poderosa, por eso debe ser regulada por entidades que velen por la seguridad de los consumidores y el público en general. Estas organizaciones se encargan de que los anunciantes realicen prácticas honestas, sean transparentes con los mensajes que difunden y no hagan mal uso de las comunicaciones para persuadir al público de manera negativa.

La publicidad es versátil

A medida que pasan los años, esta característica se hace más notoria, ya que, a medida que evoluciona la sociedad y las tecnologías, la publicidad se adapta a un nuevo estilo de comunicación. Desde cambios en el formato, hasta cambios en los medios; la versatilidad de la publicidad no tiene límites y sigue sorprendiéndonos con el paso del tiempo.

Como puedes ver, la publicidad cuenta con muchas características que reflejan su esencia y la convierten en una rama de las comunicaciones muy poderosa y creativa. Recuerda que así como puede ser muy positiva para las marcas, debe ser utilizada con mucha responsabilidad.

 

 

Desde el comienzo de las primeras técnicas tradicionales de marketing y publicidad se sabía que el límite entre uno y otro era casi siempre borroso. Incluso, se llegaba a utilizar ambos términos indistintamente. Hoy en día, en la era el marketing y la publicidad digital, entre las nuevas tendencias, estrategias y medios de comunicación, las líneas que separaban la publicidad del marketing se han borrado aún más. Es tanto el parecido entre estos dos términos que se acepta el uso de “marketing online” y “publicidad online” como términos sinónimos.

La publicidad es la rama de las comunicaciones que se encarga de crear estrategias para dar a conocer productos o servicios de diversas marcas, con la finalidad de generar ventas o crear conciencia sobre algún tema en particular. Dentro de la publicidad, existen diversas características que la diferencian de otras ramas de la comunicación. A continuación, en este artículo te contaremos las 10 características más importantes de la publicidad.

La publicidad puede presentarse por diversos medios de comunicación, tanto medios tradicionales como digitales. Sin importar el medio elegido, la publicidad suele tener como fin principal posicionar una marca en la mente del consumidor. Para lograr esto, cuenta con una serie de características, las cuales son las siguientes.

Responde a una estrategia de marketing

Toda acción publicitaria es parte de un plan de marketing creado minuciosamente con el fin de cumplir los diferentes objetivos de marca. Por lo tanto, se puede decir que la publicidad responde a una estrategia previa y es parte fundamental del camino para cumplir con los objetivos de marketing establecidos.

Tiene objetivos definidos

Ninguna acción publicitaria es realizada sin un fin en particular. Desde dar a conocer un producto, hasta aumentar los seguidores en las redes sociales; las campañas publicitarias siempre se desarrollan con uno o más objetivos establecidos. Estos objetivos se pueden definir en la estrategia de marketing de manera general, sin embargo, existen objetivos específicos para cada acción publicitaria que forma parte de la estrategia.

Es persuasiva

Para lograr sus objetivos, la publicidad hace uso de la persuasión con el fin de convencer a sus consumidores de realizar determinadas acciones con respecto al producto o servicio promocionado. De esta manera, los mensajes publicitarios logran los objetivos planteados.

Se dirige a un público específico

La publicidad enfoca sus esfuerzos a determinado tipo de público según las necesidades de sus clientes, para esto, se segmenta al público objetivo según sus características como edad, nivel socioeconómico, género, ubicación geográfica, etc. Es sumamente importante conocer al público objetivo para poder realizar una campaña publicitaria que logre conectar con su audiencia.

Requiere inversión

Aunque existen muchas formas de realizar publicidad de manera orgánica, es decir, sin un pago de por medio, sin embargo, el desarrollo de una campaña publicitaria requiere de inversión de tiempo y recursos para lograr los mejores resultados. Además, la compra de medios, especialmente en canales tradicionales, suele tener precios muy altos y requerir de una gran inversión económica.

Hace uso de recursos creativos

Esta es la parte más emocionante y divertida de la publicidad. Es necesario hacer uso de la creatividad para crear mensajes novedosos que llamen la atención del público y se diferencien de otras campañas desarrolladas por la competencia. Se utilizan formatos y recursos innovadores para causar el efecto sorpresa y cautivar a la audiencia con el mensaje publicitario.

Usa la repetición

Con la finalidad de generar un recuerdo de la marca en la mente del público objetivo, se busca que el mensaje publicitario sea expuesto una gran cantidad de veces a la audiencia. Ya sea utilizando el mismo formato o haciendo usos de diversos canales, el público objetivo debe estar expuesto a suficientes impactos para que logren recordar el mensaje que la marca les quiere dar.

Ofrece mensajes personalizados

Gracias a la tecnología, es posible realizar mensajes personalizados para cada tipo de público, según sus necesidades y características en particular. Estos contenidos personalizados suelen enviarse por medio de emails, publicidad en redes sociales, mensajes de texto o anuncios personalizados en la web. La ventaja de esto, es que genera a los usuarios una sensación de cercanía  y se sienten relevantes, sin embargo, también puede generar efectos negativos como sensación de invasión a la privacidad.

La publicidad debe ser ética

La publicidad puede ser una herramienta muy poderosa, por eso debe ser regulada por entidades que velen por la seguridad de los consumidores y el público en general. Estas organizaciones se encargan de que los anunciantes realicen prácticas honestas, sean transparentes con los mensajes que difunden y no hagan mal uso de las comunicaciones para persuadir al público de manera negativa.

La publicidad es versátil

A medida que pasan los años, esta característica se hace más notoria, ya que, a medida que evoluciona la sociedad y las tecnologías, la publicidad se adapta a un nuevo estilo de comunicación. Desde cambios en el formato, hasta cambios en los medios; la versatilidad de la publicidad no tiene límites y sigue sorprendiéndonos con el paso del tiempo.

Como puedes ver, la publicidad cuenta con muchas características que reflejan su esencia y la convierten en una rama de las comunicaciones muy poderosa y creativa. Recuerda que así como puede ser muy positiva para las marcas, debe ser utilizada con mucha responsabilidad.

¿Habías escuchado alguna vez sobre la publicidad comparativa? En muchas ocasiones podemos verla presente en diferentes campañas sin notarlo. La publicidad comparativa se refiere a las campañas, ya sean en internet, televisión, rotulación exterior, redes sociales, etc. En las que una marca contrasta sus servicios o productos con los de otra compañía en el intento de destacar sus puntos fuertes en comparación. Sin embargo, para que la publicidad comparativa sea lícita, no se deberá despreciar la otra marca, se debe buscar potenciar sus ventajas competitivas con respecto a la otra.

Este tipo de publicidad la suelen utilizar en su mayoría empresas grandes que tienen un gran competidor o un único competidor a la misma altura con características bastante similares. En casi todos los casos, las marcas recurren a la publicidad comparativa cuando después de muchos intentos de campañas publicitadas con el mismo mensaje de siempre “Nosotros somos la mejor marca que hay en el mercado que te ofrece cierto producto o servicio” no han notado ninguna clase de cambio o fidelización por parte de el público y por otro lado, la competencia se mantiene igual. Aquí es cuando las compañías se las ingenian y utilizan los recursos más potentes dentro del mundo del marketing y la publicidad como es la comparación.

Por otro lado, no podemos decir que en todos los casos se debe o puede empezar a utilizar la publicidad comparativa por el simple hecho de que la competencia esté cerca a la marca en cuestión. Cada uno de los casos son distintos, por ejemplo en el caso de Coca Cola y Pepsi, la rivalidad entre ellos ya viene de muchos años y hoy en día se le considera algo cómico, más no una comparación en la lucha de conseguir más público y clientes.

¿Cuándo está permitida?

Lo esencial para determinar cuando la publicidad comparativa está permitida (legal) o no es determinar si existe una comparación objetiva que lleve al consumidor distinguir las ventajas de un producto. Pero, al mismo tiempo no puede ser denigrante para el competidor, ya que en este caso la comparación ya no sería objetiva. Tampoco deberán engañar al público con promesas o características falsas ni mucho menos distorsionar la realidad. En caso de que una empresa llegara a engañar a sus clientes dentro de la publicidad comparativa, entrará en un caso de publicidad desleal.

Los tribunales de justicia han decretado que la publicidad comparativa es, inclusive hasta beneficiosa para los consumidores, ya que las marcas deben utilizar muchos recursos e investigar a fondo lo que buscan promocionar y gracias a esto, los usuarios tendrán un mejor conocimiento de todas las características de las ventajas del producto o servicio de forma real.

Casos reales

A continuación, te presentamos distintos ejemplos de casos de publicidad comparativa de diferentes marcas al rededor del mundo.

publicidad-comparativa-casos-reales
Coca cola vs Pepsi
publicidad-comparativa-impossible-the-habit
Impossible vs The Habit

Decidir el color correcto es una de las prioridades al crear un diseño nuevo. Además, no es una tarea sencilla. A veces, el color que escojas utilizar en el proyecto de diseño publicitario es tan significativo e importante como la fuente o la imagen. Esto se debe que tiene un efecto demostrado en la mente de los clientes. En este sentido, puede jugar un papel muy importante en los objetivos de la campaña.

A continuación te contamos acerca del gran impacto de los colores en diseño publicitario.

1. Cambia el estado de ánimo

El uso del color en una campaña de publicidad puede provocar actitudes y estados de ánimo que te gustaría que los clientes asocien con algún producto. Por ejemplo, el azul puede transmitir sensaciones de serenidad e higiene. Este es un color ideal para promocionar marcas que enfatizan la claridad y la pureza, como las botellas de agua o botellas filtrantes. La emoción o la actitud que el color genera permite que los clientes asocien esas emociones con el producto. Esta sensación puede conducir a una compra.

2. Atrae la atención del cliente

Incorporar colores específicos en un diseño publicitario puede atraer la atención de los clientes con la inmediatez que un eslogan no puede lograr. Los colores pueden captar la atención de los clientes con más facilidad debido a las múltiples asociaciones que los clientes hacen con colores específicos. Por ejemplo, el rojo no solo atrae la atención por ser uno de los colores más vibrantes en el espectro visible, sino también por las diversas asociaciones que los clientes tienen con el color: desde las empresas multinacionales hasta Papá Noel.

3. Muestra las características del producto

Elegir de forma cuidadosa los colores de la campaña puede ayudar a enfatizar las características de un producto. El énfasis de estas características ayudará a atraer una base de público objetivo. Por ejemplo, el uso de negro puede transmitir elegancia, misterio o poder. Esto lo vuelve una opción publicitaria para una variedad de productos: desde dispositivos de lujo hasta restaurantes finos.

¿Cómo aplicar los colores?

La correlación de los colores es la clave de su impacto. Los tonos marrones rojizos hacen referencia al pasado y a la tradición. La combinaciones de azul marino están asociadas con el dinamismo, mientras que el blanco y el negro en cantidades iguales se otorgan profundidad entre sí.

El conjunto de colores más simples expresan pensamientos sin palabras e influyen a los espectadores. La elección de estos colores deben reflejar la misión de la marca con fuerza y claridad para que puedan atraer posibles clientes.

Sin embargo, no existe un set de colores ideales. Algunos son más comunes, otros menos. Los colores cálidos influye a los usuarios a tomar acción, mientras que las tonalidades frías tienen un efecto refrescante. Un punto rojo en un fondo claro es expresivo, mientras que ubicado en uno frío es casi caliente. Cuanto más sea el contraste, más poderoso es el mensaje. Pero, sorprendentemente, muchas campañas exitosas han roto la regla de los colores. Unir colores opuestos influye en su visibilidad en el mercado.

La carrera de publicidad en el Perú es una de las más populares. Incluso, existen institutos institutos de marketing y publicidad en Lima. Una de las principales razones de la popularidad de esta carrera es que ofrece a sus estudiantes una variedad de puestos que van desde las relaciones públicas y ventas en medios de comunicación hasta investigación y análisis. A continuación te contamos acerca del campo laboral de la publicidad en el Perú.

1. Gerente de publicidad

Los gerentes de publicidad supervisan los esfuerzos para generar interés en los productos o servicios de una empresa. Coordinan las actividades con el equipo de ventas para diseñar ideas de campañas de publicidad, además de supervisar el personal del área. Los gerentes de publicidad son responsables del alcance de los medios de comunicación a través de la televisión, la radio, los diarios, entre otros. Otras funciones del gerente de publicidad incluyen negociar con los contactos y aprobar los bocetos y planes utilizados en las campañas.

2. Representante de ventas de publicidad

Los representantes de ventas de publicidad venden espacios publicitarios a personas y empresas. Esto requiere identificar y contactarse con prospectos, hacer presentaciones y discutir los beneficios de la publicidad, negociar los costos y explicar los diferentes formatos y características de publicidad. Los representantes también realizan los trámites del cliente y obtienen la aprobación de pruebas por parte del cliente.

3. Especialistas en relaciones públicas

Los especialistas en relaciones públicas son responsables de comunicarse con clientes, informes, inversionistas, los medios de comunicación y el público en general. Identifican el público objetivo y determinan la mejor metodología de comunicación. Además, los especialistas en relaciones públicas escriben comunicados de prensa, coordinan entrevistas y preparan otros tipos de información. Asimismo, responden a las solicitudes de información y apoyan en la captación de fondos.

4. Analistas de investigación de mercado

Los analistas de investigación de mercado ayudan a las empresas a identificar la mejor forma de promover productos a los clientes. Ellos recopilan y analizan las encuestas, los cuestionarios y otra información de clientes. Además, examinan los datos en relación con la competencia, analizan las condiciones del mercado y pronostican tendencias del mercado. Los analistas utilizan esta información para ayudar a las empresas a lograr que las estrategias de marketing sean más efectivas. Esto puede incluir evaluar precios, determinar la introducción de los productos y redefinir el público objetivo.

5. Otros puestos en el campo laboral

Existen otros trabajos en publicidad que involucran análisis, marketing, ventas y relaciones públicas. Algunos ejemplos incluyen diseñadores publicitarios, artistas, directores de arte y redactores creativos.

¿Cuáles son los objetivos de la publicidad?

La publicidad incluye mensajes por los cuales una empresa invierte. Los comunica a través de un medio de comunicación masivo y los utiliza para persuadir a los clientes. De esto se puede desprender los tres objetivos más amplios de la publicidad: informar, persuadir y hacer recordar al cliente. También existen objetivos más específicos, pero esta vez nos vamos a enfocar en los tres ya mencionados. Vamos a abordarlas en profundidad a continuación.

1. Informar

Un anuncio informativo presenta a una nueva empresa, un nuevo producto o servicio al mercado. Antes de poder convencer a los usuarios respecto de que cuál es la mejor opción, deben saber lo que hace el producto a un nivel básico. Asimismo, las empresas con soluciones complejas pueden beneficiarse de informar a las personas sobre cómo funcionan sus productos y de qué forma les ayuda. Por lo general, los anuncios publicitarios informativos se centran en explicar las características y beneficios de la solución al cliente.

2. Persuadir

Persuadir a los clientes es un objetivo publicitario importante para las empresas que se encuentran en mercados competitivos. Una vez que los clientes tienen un conocimiento básico de la industria y de lo que ofrece el producto, se debe mostrar por qué la marca es la mejor. Para esto, las empresas utilizan diversos enfoques, que incluyen énfasis en la calidad del producto o servicio, en las características únicas, en el respeto al ambiente, en el factor irreverente, en la tecnología de punta y los bajos costos. La atracción emocional es común en la publicidad persuasiva porque apela a las emociones del cliente al mejorar su experiencia.

3. Hacer recordar

La publicidad cuyo objetivo es hacer recordar simplemente refuerza el mensaje de marca a un mercado bien establecido. La idea es mantenerse en la mente y protegerse contra la competencia y evitar que se lleven los clientes. Este objetivo de la publicidad es esencial a pesar de que la mayoría de clientes ya conozcan la marca y su calidad. Esto mantiene a la marca y su mensaje central siempre presente en la mente de los consumidores.

Estos han sido los tres objetivos amplios de la publicidad. Como hemos mencionado anteriormente, existen otros más específicos, como incrementar la conciencia de marca, superar la publicidad negativa, expandir la base de usuarios, incrementar las ventas, entre otros. Sobre ellos, nos encargaremos en otro artículo.

A pesar de que el Marketing y la Publicidad son disciplinas que trabajan de la mano, cuentan con una serie de factores y características que las diferencia. Por ello, antes de aplicar una campaña para tu empresa es importante comprenderlas y entender los conceptos básicos de cada disciplina.

Si aún no conoces las principales diferencias entre estas dos ramas, te las explicamos.

Primero comencemos definiendo cada disciplina:

Marketing: Muchos expertos definen al Marketing como el conjunto de procesos y técnicas que las empresas emplean para satisfacer las necesidades en el mercado. Estas técnicas se basan en la segmentación del mercado, identificación del público objetivo, análisis de las necesidades de los usuarios, entre otras.

En realidad, el Marketing es un proceso bastante complejo, el cual supone cuatro factores esenciales: producto, precio, lugar y promoción.

Publicidad:La Publicidad es la forma de comunicación. A través de ella, las empresas transmiten sus servicios o productos a su público objetivo. Para ello, la publicidad se enfoca en el uso de mensajes creativos, así como en los medios de comunicación más adecuados. El objetivo es influir en el comportamiento de compra de los consumidores.

El comprador se mueve a través de seis etapas: conciencia, conocimiento, gusto, preferencia, convicción y compra.

¿En qué se diferencian?

El Marketing presenta el plan completo de cómo una empresa debe promover, distribuir y cotizar sus productos o servicios, en donde la Publicidad solo forma parte de uno de los componentes de esta plan.

Los clientes potenciales no podrán llegar a tu marca sin una buena comunicación, es en donde la publicidad entra en acción. A través de la publicidad, las empresas podrán poner en marcha su plan estratégico de Marketing.

Las personas podrán saber sobre los productos o servicios que tu empresa ofrece, y saber que es mejor la competencia. Incluso, podrás mejorar cualquier percepción equivocada de tu marca, a través de una buena campaña publicitaria.

 Para mayor información, no dudes en comunicarte con nosotros.

Conoce algunos de los objetivos específicos de la publicidad

Hoy en día, la Publicidad se ha vuelto fundamental para las empresas. A través de ella, se dan a conocer sus productos y servicios a la sociedad. Para ello, las empresas invierten en los diferentes medios de comunicación disponibles en el mercado.

A continuación te contamos un poco más sobre los tres objetivos específicos de la publicidad.

Informar

Sin duda, el principal objetivo de la publicidad es informar. Se encarga de describir y mostrar de forma atractiva los servicios y productos de las empresas. Además, procura transmitir una excelente reputación, así como arreglar percepciones equivocadas por parte los usuarios.

Con frecuencia, la imagen de las empresas parte de la publicidad empleada. Es por esto que la información siempre debe ser simplificada y atractiva. Algo que requiere de mucho esfuerzo creativo. Asimismo, la publicidad también se encarga de explicar determinados funcionamientos de las empresas. Por ejemplo, políticas de cambios, devoluciones, cambios de de precios, así como nuevos lanzamientos y ofertas.

Recordar

Otro de los objetivos de la publicidad es hacer recordar a los usuarios sobre la marca. Es decir, hacer recordar al público sobre las funciones, características diferenciadoras, así como su presencia en el mercado.

Para ello es esencial que la campaña se mantenga en la mente del consumidor. También es importante que esté acompañada de un buen posicionamiento, ya que si el público no conoce a la empresa, esto podría suponer un gasto de dinero en vano. Una estrategia de marketing debe cubrir todos los aspectos necesarios para permitir este tipo de acciones.

Persuadir

Sin duda, este es uno de los objetivos más importantes de la publicidad, ya que permite enfrentarse a la mente del consumidor y crear una imagen influyente. En otras palabras, permite construir una preferencia sobre la marca, sobresalir ante la competencia y modificar cualquier percepción equivocada.

Sin embargo, si no se lleva una adecuada campaña, la persuasión podría resultar agresiva e incluso llegar a irritar a los consumidores. Por ello, la parte más importante de la persuasión consiste en el buen posicionamiento, en donde la confianza y buena imagen facilitan considerablemente esta labor. Estamos hablando de un “arte” basado en la sutileza, la creatividad y la inteligencia.