Tag

publicidad

Browsing

¿Cuáles son los objetivos de la publicidad?

La publicidad incluye mensajes por los cuales una empresa invierte. Los comunica a través de un medio de comunicación masivo y los utiliza para persuadir a los clientes. De esto se puede desprender los tres objetivos más amplios de la publicidad: informar, persuadir y hacer recordar al cliente. También existen objetivos más específicos, pero esta vez nos vamos a enfocar en los tres ya mencionados. Vamos a abordarlas en profundidad a continuación.

1. Informar

Un anuncio informativo presenta a una nueva empresa, un nuevo producto o servicio al mercado. Antes de poder convencer a los usuarios respecto de que cuál es la mejor opción, deben saber lo que hace el producto a un nivel básico. Asimismo, las empresas con soluciones complejas pueden beneficiarse de informar a las personas sobre cómo funcionan sus productos y de qué forma les ayuda. Por lo general, los anuncios publicitarios informativos se centran en explicar las características y beneficios de la solución al cliente.

2. Persuadir

Persuadir a los clientes es un objetivo publicitario importante para las empresas que se encuentran en mercados competitivos. Una vez que los clientes tienen un conocimiento básico de la industria y de lo que ofrece el producto, se debe mostrar por qué la marca es la mejor. Para esto, las empresas utilizan diversos enfoques, que incluyen énfasis en la calidad del producto o servicio, en las características únicas, en el respeto al ambiente, en el factor irreverente, en la tecnología de punta y los bajos costos. La atracción emocional es común en la publicidad persuasiva porque apela a las emociones del cliente al mejorar su experiencia.

3. Hacer recordar

La publicidad cuyo objetivo es hacer recordar simplemente refuerza el mensaje de marca a un mercado bien establecido. La idea es mantenerse en la mente y protegerse contra la competencia y evitar que se lleven los clientes. Este objetivo de la publicidad es esencial a pesar de que la mayoría de clientes ya conozcan la marca y su calidad. Esto mantiene a la marca y su mensaje central siempre presente en la mente de los consumidores.

Estos han sido los tres objetivos amplios de la publicidad. Como hemos mencionado anteriormente, existen otros más específicos, como incrementar la conciencia de marca, superar la publicidad negativa, expandir la base de usuarios, incrementar las ventas, entre otros. Sobre ellos, nos encargaremos en otro artículo.

A pesar de que el Marketing y la Publicidad son disciplinas que trabajan de la mano, cuentan con una serie de factores y características que las diferencia. Por ello, antes de aplicar una campaña para tu empresa es importante comprenderlas y entender los conceptos básicos de cada disciplina.

Si aún no conoces las principales diferencias entre estas dos ramas, te las explicamos.

Primero comencemos definiendo cada disciplina:

Marketing: Muchos expertos definen al Marketing como el conjunto de procesos y técnicas que las empresas emplean para satisfacer las necesidades en el mercado. Estas técnicas se basan en la segmentación del mercado, identificación del público objetivo, análisis de las necesidades de los usuarios, entre otras.

En realidad, el Marketing es un proceso bastante complejo, el cual supone cuatro factores esenciales: producto, precio, lugar y promoción.

Publicidad:La Publicidad es la forma de comunicación. A través de ella, las empresas transmiten sus servicios o productos a su público objetivo. Para ello, la publicidad se enfoca en el uso de mensajes creativos, así como en los medios de comunicación más adecuados. El objetivo es influir en el comportamiento de compra de los consumidores.

El comprador se mueve a través de seis etapas: conciencia, conocimiento, gusto, preferencia, convicción y compra.

¿En qué se diferencian?

El Marketing presenta el plan completo de cómo una empresa debe promover, distribuir y cotizar sus productos o servicios, en donde la Publicidad solo forma parte de uno de los componentes de esta plan.

Los clientes potenciales no podrán llegar a tu marca sin una buena comunicación, es en donde la publicidad entra en acción. A través de la publicidad, las empresas podrán poner en marcha su plan estratégico de Marketing.

Las personas podrán saber sobre los productos o servicios que tu empresa ofrece, y saber que es mejor la competencia. Incluso, podrás mejorar cualquier percepción equivocada de tu marca, a través de una buena campaña publicitaria.

 Para mayor información, no dudes en comunicarte con nosotros.

Conoce algunos de los objetivos específicos de la publicidad

Hoy en día, la Publicidad se ha vuelto fundamental para las empresas. A través de ella, se dan a conocer sus productos y servicios a la sociedad. Para ello, las empresas invierten en los diferentes medios de comunicación disponibles en el mercado.

A continuación te contamos un poco más sobre los tres objetivos específicos de la publicidad.

Informar

Sin duda, el principal objetivo de la publicidad es informar. Se encarga de describir y mostrar de forma atractiva los servicios y productos de las empresas. Además, procura transmitir una excelente reputación, así como arreglar percepciones equivocadas por parte los usuarios.

Con frecuencia, la imagen de las empresas parte de la publicidad empleada. Es por esto que la información siempre debe ser simplificada y atractiva. Algo que requiere de mucho esfuerzo creativo. Asimismo, la publicidad también se encarga de explicar determinados funcionamientos de las empresas. Por ejemplo, políticas de cambios, devoluciones, cambios de de precios, así como nuevos lanzamientos y ofertas.

Recordar

Otro de los objetivos de la publicidad es hacer recordar a los usuarios sobre la marca. Es decir, hacer recordar al público sobre las funciones, características diferenciadoras, así como su presencia en el mercado.

Para ello es esencial que la campaña se mantenga en la mente del consumidor. También es importante que esté acompañada de un buen posicionamiento, ya que si el público no conoce a la empresa, esto podría suponer un gasto de dinero en vano. Una estrategia de marketing debe cubrir todos los aspectos necesarios para permitir este tipo de acciones.

Persuadir

Sin duda, este es uno de los objetivos más importantes de la publicidad, ya que permite enfrentarse a la mente del consumidor y crear una imagen influyente. En otras palabras, permite construir una preferencia sobre la marca, sobresalir ante la competencia y modificar cualquier percepción equivocada.

Sin embargo, si no se lleva una adecuada campaña, la persuasión podría resultar agresiva e incluso llegar a irritar a los consumidores. Por ello, la parte más importante de la persuasión consiste en el buen posicionamiento, en donde la confianza y buena imagen facilitan considerablemente esta labor. Estamos hablando de un “arte” basado en la sutileza, la creatividad y la inteligencia.